lunes, 19 de mayo de 2014

La traducción de software: claves al respecto



La traducción de software: claves al respecto


El sector de las traducciones tiene múltiples funciones y una de las más diversificadas es la traducción de software. En un mundo globalizado como el que vivimos, es necesario adaptar el lenguaje de estos mecanismos al del público generalista, por lo que conocer sus claves se convierte en algo fundamental. Es por ello que a continuación nos vamos a detener en algunas de sus particularidades. 




Empezando por los símbolos, como la almohadilla (#) o simplemente una raya (-)- ¿Cómo traducirlos? Muy sencillo. En el primer caso, si nos estamos refiriendo a la lengua inglesa, este símbolo sirve para expresar un número. Por el contrario, en el segundo, su traducción hay que ejecutarla a través de la utilización de dos puntos, punto y coma o simplemente redactando la oración sin que no aparezca. 

A continuación, como siempre cuando este tipo de formulaciones aparece, se tiene que tener cuidado con los "falsos amigos". 
Y no traducir "multiple" por "múltiple" o "support" por "soportar". En estos casos, los términos "varios" o "admitir" son los adecuados. Utilizarlos bien es fundamental si no se quiere caer en errores. 

Ahorre parte de su tiempo dejando de escribir algunas frases. Por ejemplo, cuando vea el término "please" en inglés, debe saber que éste casi nunca se traduce. Por ello, ante la frase "Please, enter your pasword", coloque directamente los conceptos "Introduzca su contraseña". 

No copiar las mayúsculas del inglés es otro de los consejos que debe seguir si quieres alcanzar una traducción rica y coherente de software. Además, debe intentar no marcar el sexo del destinatario de tu traducción, manteniendo en tu comunicación con la audiencia un género neutro.
Asimismo, tiene que tener cuidado con los tiempos verbales que aparecen en los mensajes de "error" de las aplicaciones. De hecho, no se debe traducir un contenido similar a "Couldn't open de file" por "imposible abrir el archivo" sino que la traducción correcta será "No se ha podido abrir el archivo". 

Por último, un aspecto muy importante a tener el cuenta es la separación de las unidades de medida de las cifras que aparezcan en un determinado software. Esta forma es la correcta en español. Además, en el caso inglés que es el idioma en el que se encuentran la mayoría de estas aplicaciones, las cifras suelen tener un punto. Por lo que debemos hablar de 44.100 Hz y no de 44,100 Hz.

La aplicación de estas claves enriquece toda traducción de software que se tercie. No obstante, para alcanzar un trabajo de calidad es vital acudir a un equipo de profesionales, los traductores en ambito técnico, que realicen esta labor con garantías y rigor. Sólo con su trabajo se alcanzan los resultados previstos y buscados.