jueves, 26 de junio de 2014

La traducción inmobiliaria, un servicio en auge

La traducción inmobiliaria, un servicio en auge

La actual crisis económica, por la que camina España desde hace unos años, ha provocado cambios relevantes en determinados sectores, siendo el inmobiliario uno de los más destacados. De hecho, tras el pinchazo del precio de la vivienda en 2008 el perfil del comprador ha cambiado notablemente en nuestro país.

traducciones sector inmobiliario




En este sentido, la población extranjera se ha animado a invertir dentro de nuestras fronteras, sea por los precios competitivos de los inmuebles o por la calidad y mejoras adheridas de la geolocalización española. Y como consecuencia de este creciente interés por las viviendas patrias los servicios de traducción también se han visto incrementados, en varias ramificaciones.

La primera de ellas se encuentra relacionada con la difusión de las características y calidades de las viviendas. Para que un mensaje llegue a un público determinado es necesario que éste contenga el mayor número de facilidades a la hora de ser percibido según los valores que quiere transmitir, y ahí es donde los servicios de traducción en los idiomas específicos se convierten en una herramienta clave.

Así, es importante que las traducciones se realicen a folletos informativos, a los catálogos de difusión de los productos inmobiliarios o a las ofertas promocionales temporales, para que las mismas lleguen al público objetivo específico al que van dirigidas.

En paralelo, la inversión inmobiliaria extranjera también ha generado un aumento de los contratos de compra-venta, arras y derivados en distintos idiomas, algo que requiere de un servicio de traducción especializado en lo que respecta a este tipo de contratos.

En lo que respecta a la tipología de los idiomas a los que se realiza este tipo de traducciones, que se categorizan en función de su demanda. Ésta presenta, en primer lugar, el idioma inglés, ya que uno de cada cuatro turistas que recibe España procede de Reino Unido y son cada vez más los que optan por adquirir una vivienda.

Le siguen de cerca los ciudadanos alemanes y los procedentes de Francia y Bélgica, por lo que el alemán y el francés también son determinantes en este sentido.  Pero en esta línea, llama la atención el aumento de la inversión extranjera procedente de países como Rusia, China o los países del mundo árabe.

Por eso, la traducción en estos tres idiomas se convierte en un aspecto relevante y fundamental para que se materialicen las operaciones de compraventa que pueden surgir por el aumento del interés de este sector de la población, motivados por las condiciones de vida del país y por las facilidades de compra que las autoridades han generado en los últimos tiempos.


Por eso, es fundamental que toda empresa relacionada con los servicios inmobiliarios que se quiera acercar a este público objetivo con características determinadas necesita de una traducción de calidad, realizada por traductores profesionales.