viernes, 18 de julio de 2014

La atención al cliente, un pilar fundamental de todo servicio de traducción

La atención al cliente, un pilar fundamental de todo servicio de traducción

Vivimos en un mundo globalizado, en el que las relaciones internacionales son frecuentes independientemente de las actividades que realicemos. Para que éstas sean lo más satisfactorias posibles, es importante llevar a cabo servicios de traducción profesionales de nuestros productos y servicios en el caso de que seamos una empresa, y de nuestras habilidades, si somos particulares.

atención al cliente servicio de traducciones



Como ya hemos observado en este espacio, son muchas las situaciones en las que se deben tener en cuenta los servicios de traducción. Pero antes de acudir a estos especialistas, son varios los criterios que nos deben acompañar. Comenzando por una factor fundamental como es la atención al cliente.
Tan importante es el cumplimiento de los plazos o de los criterios establecidos a la hora de realizar el trabajo de la traducción profesional como que el traductor nos ofrezca una atención adecuada como clientes. ¿Y qué debemos esperar por atención al cliente? En primer lugar, un trato personalizado.
Los servicios de traducción profesionales deben tener en cuenta nuestras necesidades como cliente, qué es lo que perseguimos con la traducción, en qué formato y en qué periodo de tiempo. También nos deben aclarar el grado de complejidad del trabajo que necesitamos traducir así como de las condiciones finales en que ésta va a quedar reflejada.
Muchas veces también debemos plantearnos en qué idiomas vamos a realizar la traducción final y si nos conviene contratar a un mismo experto que realice este trabajo o bien contar con varios especialistas. En estos casos la solución más adecuada es la contratación de los servicios de una agencia de traducción profesional.
De la misma manera, también debemos estar atentos al tiempo que tardan en contestar nuestros correos, a si nos realizan algún tipo de consulta o si plantean sugerencias sobre el trabajo que están realizando con el fin de mejorarlo.
En definitiva, se trata de que como cliente nos cuiden ya que estaremos más satisfechos con el servicio ofrecido. No obstante, lo fundamental es la calidad de la traducción, y que ésta contenga las indicaciones que como clientes hemos observado al inicio del trabajo. Un binomio que debemos cuidar en todo trabajo que encarguemos y que sólo así nos garantizará que cumplamos nuestros objetivos.

Por ello, es fundamental contratar los servicios de profesionales, a los que les avale la calidad y atención al cliente de manera explícita. De lo contrario, nos encontraremos con una inversión que no nos merecerá la pena haber realizado.