lunes, 14 de julio de 2014

Consejos útiles a la hora de contratar un traductor

Consejos útiles a la hora de contratar un traductor

Son infinitos los ámbitos y situaciones en los que un particular o empresa requiere contratar los servicios de traducción. Pero, ¿qué elementos hay que tener en cuenta antes de decantarnos por un profesional determinado? A continuación les mostramos algunos de los consejos más útiles para tomar la decisión correcta.

Elegir buen traductor



Comenzando por tener presente qué es lo que realmente se necesita traducir. En este sentido es interesante analizar si el documento que queremos traducir es pertinente para otros países diferentes al nuestro o, como muy probable sea, lo mejor es constituir un nuevo documento. Ese paso le permitirá ahorrar costes en futuros cambios. 

Tenga en cuenta el tipo de contenido que quiere traducir. En muchas ocasiones una imagen transmite los valores de su marca o negocio más nítidamente que cualquier texto escrito. Por ello, recomendamos que aunque los textos sean necesarios, muchas veces para llegar al cliente hace falta un plus añadido, al que agregar otros elementos.

De igual manera, se hace necesario pensar en el servicio de traducción manteniendo una perspectiva internacional. Aunque el punto de vista local es interesante, usted debe comprobar que con sus traducciones el mensaje va a llegar al destinatario al que quiere dirigirse y va a tener el mismo aspecto.

Otro aspecto fundamental para por el conocimiento del presupuesto final. Debe tener en cuenta que una traducción va más allá de un documento escrito en otro idioma de destino, sino que se debe llevar a cabo un seguimiento del proyecto, controlar su calidad o buscar un tratamiento homogéneo de la información en los distintos idiomas. Ello supondrá un valor añadido que se verá tangible en el costo de dicho trabajo.

En paralelo, también debe cuidar el estilo y la presentación con la que va a ser transmitida esa traducción. En este sentido, hace falta ser riguroso y pensar en las necesidades del lector final al que el texto va dirigido. Con respecto a la presentación, ésta es importante porque genera una expectativa en la audiencia, por lo que es importante hacer hincapié en ella, cuidando el aspecto, los colores elegidos y la forma de los elementos que la misma contiene.

Otro aspecto clave es mantener una buena comunicación con su traductor. Ésta le permitirá realizar los cambios que estime conveniente. Dejarse guiar por los consejos del profesional, además, le servirá para dotar a sus documentos traducidos de un plus de calidad, que le garantizará el acceso y correcta recepción del mismo entre los lectores.


Finalmente, otros consejos interesantes a llevar a la práctica son realizar traducciones a partir de textos finales, no de versiones sin acabar o que requieran de la aprobación de otras personas, así como revisar el contenido, formato y forma del trabajo final. Sólo así se garantizará una completa lectura del mismo y usted podrá alcanzar los objetivos que se proponía con él.