martes, 18 de noviembre de 2014

Bibliografía esencial para un traductor profesional

Como se ha visto reiteradamente en este blog, el oficio de la traducción debe ser realizado por profesionales si con ella pretendemos dotar de calidad, coherencia y garantía de sentido al texto que vaya a ser traducido, fundamentalmente si este tiene intereses comerciales y empresariales, un rasgo capital en la sociedad en que nos movemos.




bibliografia para un traductor profesional





Por todo ello, en este artículo nos vamos a centrar en analizar aquellas obras que la bibliografía de todo buen traductor debe contener. Con ellas el trabajo obtendrá nuevas garantías y al traductor le resultará más cómodo y sencillo ejecutar los plazos y alcanzar el nivel previsto.

Comenzamos con varias recomendaciones en torno al uso de la gramática y la ortografía en español. Uno de los libros de cabecera de un buen traductor debería ser El libro del español correcto. Claves para escribir y hablar bien en español. Con este volumen el lector encontrará pautas ortográficas, recomendaciones para generar textos correctamente estructurados y claves para hablar con coherencia. En la misma línea se encuentra Las 500 dudas más frecuentes del español, que en forma de interrogación y su correspondiente respuesta resuelve los problemas más cotidianos a los que solemos enfrentarnos cuando traducimos desde y hacia el español.

Ya en clave más personal, podemos encontrar La lavadora de textos, en el que en clave de humor encontraremos los asuntos más destacados en torno a la escritura del español, insertando claves para ejecutarla de la manera más eficaz posible. En la misma línea se encuentra Deslenguados, un título en el que se nos explican los cambios sufridos por el español en el siglo XXI así como qué devenir experimentará nuestra lengua en el futuro.

En paralelo, un libro muy útil es El porqué de los dichos, que aglutina los refranes más populares de nuestro país. Su importancia radica en que se trata de un libro original, pues el único del mercado que analiza y explica el significado de cada refrán, el uso que debe darse y, lo que es más importante para nuestra curiosidad: su origen.

En este sentido, también es importante conocer la etimología de las palabras que se usan en la traducción. Para ello, nada mejor que hacerse con un ejemplar de Etimologicón, que en poco más de 200 páginas hace que el lector viaje al origen intrínseco de las palabras que configuran el español.

Hilvanando varios de los aspectos que hemos recorrido en estas líneas se encuentra Palabrología, un manual en el que se estudian y analizan una gran lista de términos 100% españoles, espacio en el que también se nos recuerdan palabras que por distintos motivos han caído en el olvido.


Este listado de obras ayuda a todo profesional de la traducción a realizar su trabajo de manera más exitosa, comprobándose el mismo en la recepción de los clientes. Su percepción, en este sentido, es más inclusiva y positiva que en el caso de que los trabajos de traducción se realicen sin haber consultado la bibliografía necesaria.