viernes, 8 de mayo de 2015

3 consejos imprescindibles en torno a la traducción inmobiliaria

La compraventa de viviendas en España resurge de sus cenizas. Es por ello que cada mes se realizan mayores cantidades de estas operaciones, sumando ya siete meses consecutivos de subidas, tanto en el caso de la vivienda nueva como de los inmubles de segunda mano.

consejos traducción inmobiliaria




Esta reactivación de la compraventa de viviendas está protagoniza, especialmente, por público extranjero e inversores foráneos. Ciudadanos belgas, alemanes, ingleses, del norte de Europa…Pero también existen clientes inmobiliarios rusos, chinos o indios. Cada uno con sus propias necesidades, a los cuales las empresas se deben adaptar.

De ahí que a continuación propongamos tres consejos fundamentales para que las inmobiliarias cuenten con un sistema de traducción de primera calidad. El mismo les permitirá llegar a sus potenciales clientes con la más alta efectividad, aunque eso sí: han de tener en cuenta que para obtener mejores resultados tienen que contar con los servicios de un traductor profesional o de una agencia especializada.

1) Se debe tener en cuenta qué idiomas son los seleccionados para llevar a cabo las traducciones. Si bien es cierto que los potenciales clientes proceden de distintos lugares, no menos cierto es que la traducción inmobiliaria puede reducirse a una serie de idiomas concretos, que cada tipo de público controla. De la misma manera, hay que tener en cuenta la cantidad de potenciales compradores de cada zona y apostar por los mismos.

2) También se deben cuidar los soportes a través de los cuales anunciarse. Ello se debe a los efectos que cada uno de ellos generarán entre los clientes. Así, la publicidad exterior cuenta con el punto positivo de estar a la vista las 24 horas del día así como de su visibilidad. Sin embargo, resulta poco eficaz a la hora de retener precios o números de teléfono con los que contactar.
Lo mismo resulta con la televisión o la radio, medios de masas a los que además del coste, se han de añadir las limitaciones en el caso de la traducción inmobiliaria. Es por ello que en este sector lo más eficaz resulta ser menos innovador y optar por estrategias que perduran en el tiempo, como los folletos que se pueden repartir, especialmente en las vías públicas.


3) Se ha de cuidar con especial interés el contenido de tales traducciones. Para ello, hay que contar con una descripción detallada de las cualidades de las viviendas que están en venta así como de los servicios que ofrece la inmobiliaria y las condiciones de financiación de las mismas.