viernes, 22 de mayo de 2015

La traducción en Andalucía: Arte, historia, cultura, ocio y entretenimiento

Arte, historia, cultura, ocio y entretenimiento. No por ello es una de las regiones que mayor cantidad de visitantes recibe cada año. Hablamos de Andalucía, un atractivo para muchos viajeros pero una región en la que los trabajos de traducción son una necesidad. Analizamos los motivos por los que debemos asociar este espacio a estos lugares.

Andalucia: Arte, historia, cultura, ocio y entretenimiento.




En primer lugar, Andalucía es la cuna del turismo de playa y ocio, con permiso del Levante. Así, recibe a multitud de viajeros que acuden a las playas de Cádiz y Huelva, pero también a la Costa del Sol y Almería. 

Este hecho es importante para todos los establecimientos y empresas relacionados con el alojamiento, tanto hotelero como no hotelero, y con la restauración. De ahí que Andalucía sea sinónimo de traducción de páginas webs, catálogos de productos y cartas de restaurantes.

Pero el atractivo turístico no termina en las playas andaluzas. De hecho, aún recibe más visitas las capitales de provincia. De ellas, Sevilla, Córdoba o Granada son espacios en los que poder acercarse al arte, la historia y la cultura del lugar, por lo que se ha de cuidar la traducción de libros, catálogo de espacios históricos o guías de viaje.

En paralelo, Andalucía es una región sinónimo de gastronomía de la primera calidad y cada vez son más los que se decantan por conocer estos lugares a través de sus platos. De ahí que la traducción de estos pluses andaluces sea un trabajo que ha de encargarse a profesionales y agencias especializadas, los cuales pueden sacar el máximo partido a tales sectores y mejorar los resultados de negocio de estas empresas.

Asimismo, y por último, Andalucía y la traducción están hilvanadas a través del negocio inmobiliario. Y es que tras el boom constructor y el estallido son muchos los inversores extranjeros que se han sumado a la moda de invertir en el ladrillo español y, por tanto, andaluz. De ahí que las empresas responsables de inmobiliarias y promotores deban contratar los servicios profesionales de una agencia de traducción, ya esté esta en Málaga, en Sevilla o en Cádiz.


La misma tendrá que cuidar el lenguaje de la traducción y a el tipo de público a la que esta se dirija, pues en función del lugar en el que se encuentre cada vivienda o inmueble la traducción a llevar a cabo deberá ser diferente.