martes, 16 de septiembre de 2014

La traducción a las lenguas cooficiales en España

Si sus productos y servicios están dirigidos al mercado español interno seguro que se has planteado difundir sus bondades únicamente en su lengua oficial: el español. No obstante, es importante tener en cuenta que dentro de nuestro país existen tres lenguas cooficiales, el catalán, el euskera y el gallego, motivo por el que una traducción en estas lenguas beneficiaría sus resultados.

mapa lenguas cooficiales españa



De hecho, el catalán es hablado por más de diez millones de personas, por lo que contar con una traducción de su marca en los idiomas cooficiales le ayudará a consolidar su empresa y aumentar con ello sus ventas y beneficios finales, destacando en paralelo sobre el resto de su competencia.

Por ello, el primer paso que todos debemos plantearnos es el efecto que tiene dirigirse al receptor en una lengua cooficial. En este sentido, hay que destacar que es muy posible que haciéndolo, la marca gane nuevos clientes. Estos idiomas son maternos y su uso es común para muchas personas por lo que en el caso de Internet, por ejemplo, siempre es útil contar con una página web traducida a las lenguas cooficiales. 

Además, es interesante analizar el perfil de nuestra audiencia, así como dónde se encuentra ubicado nuestro público objetivo. La producción de naranjas o de utensilios para la recolecta de olivas no calará en el País Vasco o Galicia pero sí será muy bien recibida en Cataluña y lugares aledaños.

Por eso, traducir una página web, así como los servicios en papel que se difundan de una empresa será determinante a la hora de difundir el mensaje de la misma y captar nuevos clientes. Ya se sabe que la empresa es una inversión de largo recorrido pero el retorno de ésta es más dilatado cuando se produce un servicio profesional adecuado, en el que la traducción a otras lenguas está incluida.

No obstante, si en un negocio determinado no se cuenta con un presupuesto holgado a la hora de encargar un servicio de traducción, es imprescindible priorizar en torno a los textos que se tienen que traducir y los que no.

En esta línea, la secuencia lógica es preparar la traducción de documentos comerciales, catálogos y campañas de marketing, aquellos textos a los que os clientes tienen acceso y dejar para más adelante, cuando el presupuesto lo permita, aquellos textos secundarios, que no vayan directamente dirigidos al cliente.


Por último, una vez decidido qué traducir, en qué lenguas cooficiales y cómo, es el momento de confiar en un equipo de profesionales de la traducción. De su trabajo dependerá la calidad de los textos finales, así como de que vuestros mensajes lleguen a los clientes de la manera adecuada, dándole el sentido que se merecen.