viernes, 10 de octubre de 2014

Profundizando en torno a las memorias de traducción

La traducción es una profesión que cuenta con un gran número de herramientas para realizar tal trabajo, siendo una de las más destacadas las memorias de traducción. Este software especializado es utilizado por miles de traductores en todo el mundo, por lo que es motivo de interés de este espacio, que a continuación vamos a abordar.

En primer lugar debemos hacer referencia a lo que se entiende por memoria de traducción. En concreto, este término se utiliza para nombrar a aquellas bases de datos lingüísticas que permiten a los profesionales de la traducción reutilizar trabajos ya existentes.

memoria traducción





En concreto, se trata de un tipo de software que almacena textos previamente traducidos, los cuales son reutilizados en traducciones posteriores. En este sentido, queda claro que las memorias de traducción son herramientas de almacenamiento de información, que permiten identificar al traducir que unidades ya han sido traducidas.

Un instrumento útil a la par que eficaz. Pero, ¿cómo funcionan estos dispositivos? Aunque sus sistemas operativos varían, lo cierto es que una vez que abrimos el archivo de partida la memoria de la traducción lo que hace es buscar en la base de datos e identificar contenidos exactos. Éstas funcionan centrándose en bases de oraciones enteras y un texto original dividido en esta unidad.

Así, la evolución de la traducción es comparada a través de cada segmento, que se analiza en paralelo con la información almacenada en la memoria de traducción. Cuando un segmento de partida es igual a la base de datos se denomina correspondencia exacta. Las demás (correspondencias parciales) tienen un porcentaje de similitud de entre el 0 y el 99 por ciento. Cuando esto se produce el traductor puede aceptarlas o rechazarlas.

Entre los beneficios que se obtienen de esta herramienta destacan la optimización del trabajo que suponen ya que al profesional de la traducción le ahorran enormes de cantidad de tiempo invertidas. Asimismo, se trata de dispositivos muy útiles a la hora de traducir documentos con un alto grado de repetición, como pueden ser los documentos legales, administrativos o técnicos.

Sin embargo, no es todo lo que reluce en torno a este recurso y son otras las desventajas que su uso genera. Entre ellas el alto costo del software además de la dependencia que puede llegar a generar en el traductor. En este sentido, conviene reseñar que muchas traducciones no son válidas utilizando este mecanismo. Pensemos, por ejemplo, en el contexto específico del campo literario, cuyo sentido no depende de este tipo de herramientas.


Sin embargo, para muchas otras aplicaciones la memoria de la traducción es un recurso muy útil. El mismo permite al traductor realizar su trabajo con calidad y garantías. Dos de los requisitos que debe contener todo trabajo de traducción profesional.